30/10/08

Exposició

La Mort en l'Altar, Fotografies de Tomás Casademunt

Data: del 28 d'octubre al 30 de novembre del 2008
Lloc: Museu de la Ciutat de Mèxic
( Pino Suárez 30, Col. Centro, C.P. 06010, Mèxic, D.F. )

Cost:
20 pesos
10 pesos a estudiants, mestres i adults grans amb credencial.
Dimecres entrada lliure.


El fotògraf català Tomás Casademunt (Barcelona, 1967) va iniciar el 2001 a registrar altars familiars de dia de morts, aquells que encara conserven una intenció ritual personal: la de mantenir un vincle amb algun ser volgut mort, alimentar-lo i procurar que l'esperit del difunt es converteixi en protector dels vius.
Organitza
País: Mèxic

Információ: Secretaria de Cultura del Districte Federal



Retalls de premsa:


AOL noticias (Mèxic):
Expone el español Tomás Casademunt fotos sobre altares de muertos.
Notimex
Posted: 2008-10-29 16:39:02
México, 29 Oct (Notimex).- Una serie de placas que plasman altares de muertos de diferentes estados de la República Mexicana, conforma la muestra "La muerte en el altar. Fotografías de Tomás Casademunt", que se exhibe en el Museo de la Ciudad de México.

La Secretaría de Cultura capitalina informó hoy que con motivo del Día de Muertos, el próximo 2 de noviembre, se presenta esta exposición, integrada por obras de dicho artista.

Descrita por el propio artista como una secuencia de fotografías que capta la honestidad y el amor de los familiares para con el recuerdo de sus muertos, la muestra fue inaugurada por Guadalupe Lozada, coordinadora de Patrimonio Histórico, Artístico y Cultural de la Secretaría de Cultura.

A nombre de Elena Cepeda de León, Secretaria de Cultura, la funcionaria afirmó que estas fechas son momentos cruciales para la vida de la ciudad.

"Por el recuerdo de nuestros muertos que nos lleva también a recordarnos a nosotros mismos y la lucha cotidiana que llevamos a cabo", dijo.

La exposición está conformada por 12 fotografías en gran formato, que muestran altares familiares de Día de Muertos, y captó sólo aquellos que el artista encontró con mayor honestidad y amor de los familiares hacia sus difuntos.

Reproducidas en un vistoso formato, estas obras provienen de una serie que el artista y fotoperiodista Tomás Casademunt (Barcelona, 1967) inició en 2001, que recoge diversos altares familiares del Día de Muertos, con la intención de mostrar aquellos que conservan un sentido ritual personal.

Después de siete años de trabajo en poblaciones de los estados de Morelos, Michoacán, Oaxaca, Yucatán, Tlaxcala, Puebla y Guerrero, el artista logró reunir un conjunto fotográfico de belleza y colorido singular.

La serie permite asomarse a una tradición que se considera resultado del sincretismo de la cultura prehispánica y la española, tal como se vive en la intimidad de los hogares mexicanos.

Junto con la exposición, se exhibe la magna ofrenda que se monta año con año en el patio principal del Museo de la Ciudad, que en esta ocasión conjugó de manera artística los colores rosa mexicano, rojo y amarillo, en grecas y otras formas geométricas.
.


CUARTOOSCURO
La muerte en el altar. Abre la exposición La muerte en el altar. Fotografías de Tomás Casademunt

.Se inaugura en el Museo de la Ciudad de México; paralelamente se exhibe la magna ofrenda para difuntos que se monta anualmente en esterecinto El recuerdo de nuestros muertos, nos lleva también a recordarnos a nosotros mismos y la lucha cotidiana que llevamos a cabo: Guadalupe Lozada

Descrita por el propio artista como una secuencia de fotografías que capta la honestidad y el amor de los familiares para con el recuerdo de sus muertos, la exposición La muerte en el altar. Fotografías deTomás Casademunt, fue inaugurada esta noche en el Museo de la Ciudad de México, por Guadalupe Lozada, coordinadora de Patrimonio Histórico, Artístico y Cultural de la Secretaría de Cultura.

A nombre de Elena Cepeda de León, secretaria de Cultura, la servidora pública afirmó que estas fechas son momentos cruciales para la vida de la ciudad "por el recuerdo de nuestros muertos que nos lleva también a recordarnos a nosotros mismos y la lucha cotidiana que llevamos a cabo".

Con el apoyo de la Secretaría de Cultura, esta exposición de doce fotografías en formato grande que muestran altares familiares de día de muertos, retrata sólo aquellos que el artista encontró con mayor honestidad y amor de los familiares hacia sus muertos.

Reproducidas en un vistoso formato, estas doce magníficas fotografías provienen de una serie que el artista y fotoperiodista Tomás Casademunt (Barcelona, 1967) inició en 2001, que recoge diversos altares familiares de día de muertos, con la intención de mostrar aquellos que conservan un sentido ritual personal: mantener un vínculo con algún ser querido fallecido, alimentarlo y procurar que el espíritu del difunto se convierta en protector de los vivos.

La tarea de Casademunt fue complicada si se toma en cuenta que la celebración de día de muertos sólo ocurre una vez al año y que las familias no siempre están dispuestas a que un fotógrafo irrumpa en sus hogares.

Para que su lente trabajara, el artista tuvo que localizar una atmósfera intimista donde se pudiera apreciar la sensibilidad de la familia, se percibiera el luto e incluso la presencia del ánima, lo que trajo como resultado la muestra viva de una bella y emotiva composición donde se conjugan la sensibilidad de una familia y la tradición de un país.

Después de siete años de trabajo en poblaciones de los estados de Morelos, Michoacán, Oaxaca, Yucatán, Tlaxcala, Puebla y Guerrero, el artista logró reunir un conjunto fotográfico de belleza y colorido singular. La serie permite asomarse a una tradición que se considera resultado del sincretismo de la cultura prehispánica y la española, tal como se vive en la intimidad de los hogares mexicanos.

Junto con la exposición, se exhibe la magna ofrenda que se monta año con año en el patio principal del Museo de la Ciudad, que en esta ocasión conjugó de manera artística los colores rosa mexicano, rojo y amarillo en grecas y otras formas geométricas, no por ello frías sino que transmiten la auténtica calidez de la celebración del día de muertos.

El 2 de noviembre de cada año, México celebra esta fiesta que es una de sus tradiciones más populares y enigmáticas ya que manifiesta la muy particular relación del pueblo mexicano con la muerte, cuyo carácter inevitable es aceptado con nostalgia, pero también con humor y colorido.

Un elemento central de esta celebración es la ofrenda o altar de muertos que invita a regresar a los difuntos para disfrutar, por una noche, de los placeres de la vida.

La exposición La muerte en el altar. Fotografías de Tomás Casademunt se presenta de martes a domingo, de 10:00 a 18:00 horas. Entrada $20.00. Descuento del 50% a estudiantes y maestros con credencial vigente. Miércoles entrada libre.